Sede


UNIVERSIDAD DE OVIDEO

La Universidad de Oviedo, la institución académica de enseñanza superior del Principado de Asturias, atesora ya más de 400 años de historia. Nuestro Edificio Histórico, ubicado en la capital asturiana, ha sido testigo de acontecimientos tan memorables como la Revolución Francesa o la Guerra Civil de española. Sus columnas guardan aún las cicatrices de la metralla de la contienda que enfrentó a los españoles entre 1936 y 1939. Pero la Universidad de Oviedo es mucho más que su historia. Somos todavía una institución joven con todo el futuro por delante. Por nuestras modernas instalaciones, ubicadas en distintos puntos del Principado de Asturias, pasan cada año miles de estudiantes, profesores, investigadores y personal de administración y servicios que convierten a la institución en la principal factoría del conocimiento de Asturias y una de más más destacadas en España. Sus áreas del conocimiento, tan amplias como variadas, permiten a quienes nos eligen para formarse especializarse en un amplísimo abanico de disciplinas en todas las áreas del conocimiento y en los diferentes niveles formativos. Los estudiantes que han pasado por nuestras aulas ocupan hoy puestos de responsabilidad en instituciones y empresas no solo de España, sino del mundo.

Tradición y modernidad en más de 400 años de historia

La Universidad de Oviedo, la institución académica de enseñanza superior del Principado de Asturias, atesora ya más de 400 años de historia. Su Edificio Histórico, ubicado en la capital asturiana, ha sido testigo de acontecimientos tan memorables como la Revolución Francesa o la Guerra Civil de española. Sus columnas guardan aún las cicatrices de la metralla de la contienda que enfrentó a los españoles entre 1936 y 1939. La Universidad de Oviedo fue además precursora de un movimiento llamado a cambiar los cimientos de la educación.

La Extensión Universitaria, que así se denominó, surgió en la Universidad de Oviedo con la pérdida de las colonias españolas en América. Los profesores que dieron origen a esta plataforma fueron plenamente conscientes del poder liberador de la educación y de la necesidad de extender la formación más allá de los muros de la Universidad para instruir a aquellos estamentos sociales con menos capacidad económica.

Estos docentes, integrados en el Grupo de Oviedo, fueron además el mejor puente de unión con América. El intelectual Rafael Altamira y Crevea, comisionado por la Universidad de Oviedo, emprendió en 1909 un viaje institucional por Argentina, Chile, México, Perú, Cuba, Uruguay y Estados Unidos para restablecer las relaciones académicas e intelectuales entre América y España, origen de la movilidad entre ambos continentes que continúa todavía hoy.

Pero la Universidad de Oviedo es mucho más que su historia. Es todavía una institución joven con todo el futuro por delante. Por sus modernas instalaciones, ubicadas en distintos puntos del Principado de Asturias, pasan cada año miles de estudiantes, profesores, investigadores y personal de administración y servicios que convierten a la institución en la principal factoría del conocimiento de Asturias y una de más más destacadas en España.

Sirva de ejemplo que el 80 por ciento de la investigación que se hace en Asturias lleva la marca Universidad de Oviedo. Sus áreas del conocimiento, tan amplias como variadas, permiten a quienes eligen la Universidad de Oviedo para formarse especializarse en disciplinas tan distintas como el griego clásico o el big data. Los estudiantes que han pasado por sus aulas ocupan hoy puestos de responsabilidad en instituciones y empresas no solo de España, sino del mundo.